Leyenda q'eqchi' del Awas Che' en Alta Verapaz | Aprende Guatemala.com
Nuestros padrinos
Coca-Cola MAX Claro

Leyenda q’eqchi’ del Awas Che’ en Alta Verapaz

Por: Karin Aroche | Actualizado el:
Descripción de foto - Vista aérea del río que va en dirección a las Grutas de Lanquín. -Descripción de foto - @cyril_geno - instagram
Descripción de foto: Vista aérea del río que va en dirección a las Grutas de Lanquín. (Descripción de foto: @cyril_geno / Instagram)

Awas Che’ es una leyenda q’eqchi’ originaria de Alta Verapaz, perteneciente al municipio de Lanquín que narra la historia de las Grutas de Lanquín.

Awas Che’ es una leyenda conocida en Alta Verapaz, sobre todo en el municipio de Lanquín, ya que esta es una herencia Q’eqchi’. Como parte de la tradición oral de los pueblos del departamento, esta historia aún se escucha en sus diferentes versiones. 

Leyenda q’eqchi del Awas Che en Alta Verapaz

Cuentan los abuelos que, en tiempos de la colonia, unos niños —es incierto si eran de Lanquín, Cobán o Cahabón—, fueron llevaros por Q Awa’ B’eelel Jul o también conocido como el caminante, peregrino o el vagabundo de las cuevas para cortar fruta de un árbol. 

Descripción de foto - Niñas indígenas sentadas en el marco de una puerta. -Descripción de foto - @inesdube.jpg - instagram

Descripción de foto: Niñas indígenas sentadas en el marco de una puerta. (Descripción de foto: @inesdube.jpg / instagram)

Aquel impresionante árbol se encontraba en las Grutas de Lanquín y su inmenso tamaño bloqueaba la entrada. Uno a uno tomaron una fruta. Pero, así como llegaban a sus manos, los pequeños fueron desapareciendo. Así, nueve niños se marcharon sin dejar rastro. 

Las familias enardecidas por el odio y el enojo, tumbaron el árbol. Esto con la esperanza de encontrar a sus hijos. Sin embargo, por la noche, algunos zompopos salieron de su escondite y pegaron de regreso el árbol a su tronco. 

Descripción de foto - Vista del amanecer entre las montañas de Lanquín. -Descripción de foto - @anna_rieckmann - instagram

Descripción de foto: Vista del amanecer entre las montañas de Lanquín. (Descripción de foto: @anna_rieckmann / Instagram)

A la mañana siguiente, las familias volvieron a reunirse sorprendidos de ver en pie aquel árbol. Indignados, tumbaron de nuevo el árbol. Pero, colocaron un animal diferente cada día —por tres días—, para que vigilara a los culpables de volver el tronco a su lugar. 

Al principio fue un tecolote, quien no se dio cuenta. Luego, fue un búho que se quedó dormido. Y, por último, fue una urraca, pues creyeron que su ruido los espantaría. Pero, fue en vano. 

Descripción de foto - Acercamiento de una araña seda de oro colgada en un árbol en Lanquín. -Descripción de foto - @rudys_orrego- instagram

Descripción de foto: Acercamiento de una araña seda de oro colgada en un árbol en Lanquín. (Descripción de foto: @rudys_orrego / Instagram)

Sin embargo, otros insectos —enemigos de los zompopos—, alarmaron a las familias. Los padres de familia rompieron todos los pedazos del árbol, dejando la entrada de la gruta libre.  

Datos curiosos

  • Se cree que el nombre de Beeleb Jul —que significa nueve cuevas—, está inspirado en los nueve niños desaparecidos. 
  • La palabra Awas es un término q’eqchi’ que hace referencia a un encantamiento o hechizo que se sufre al no cumplir con las normas o principios de la vida. Se dice que puede transmitirse de generación en generación, a los cultivos y a los animales. Además, no tiene cura hasta que la norma pendiente haya sido cumplida.
  • Esta «penitencia» se relaciona con una de las creencias: ojear. Al mismo tiempo, también se vincula con el rechazo o el desprecio de ciertos gestos de amabilidad.   

Referencias 

  • Universidad de San Carlos de Guatemala. San Agustín Lankin. Consultado el 17 de febrero de 2021, de https://bit.ly/3qzanvG 
  • Universidad Rafael Landívar. Cultura de Guatemala. Consultado el 17 de febrero de 2021, de https://bit.ly/2LYe0MG
Me gusta GUATEMALA.COM
Historia destacada