Leyenda del Colibrí Enamorado de Guatemala | Aprende Guatemala.com

Leyenda del Colibrí Enamorado de Guatemala

| Por: Leslie
Leyenda del Colibrí Enamorado en Guatemala
(Foto: puroamor.club)

Conoce los detalles de la leyenda del Colibrí Enamorado, esta se desarrolla en Huehuetenango, es por ello que los huipiles tienen tejido un colibrí.

Leyenda del colibrí enamorado

Una tarde bajo la tenue luz del sol de noviembre se encontraba Pilarcita, la típica muchachita. Sin duda alguna, era la tejedora más linda de Huehuetenango. Su sonrisa conquistadora hacía temblar a todo caballero que tímidamente la saludaba.

Su largo cabello negro, cubierto por los vivos colores de los hilos de algodón que adornaban su peinado, emanaba un hermoso brillo. Como de costumbre se encontraba tejiendo.

Esa tarde, apareció un apuesto joven de su barrio. Sin chistar palabra se le acercó y la tomó de las manos. Sus miradas se entrelazaron, sus corazones se aceleraron y sin que mucho pasara, ambos se enamoraron.

Pasaron toda la tarde enamorándose, sin decirse una sola palabra, se miraban. Eran sus corazones los que hablaban. No era necesario que sus labios se movieran para que pudieran entenderse a la perfección.

Leyenda del Colibrí Enamorado

(Foto: Google)

Pasaban las tardes y los muchachos se veían sin falta. Platicaban de sus vidas, de sus familias y del lejano sueño de algún día fugarse para vivir juntos y felices por siempre.

Una de esas tardes los muchachos se dedicaban a observar el atardecer y a escuchar el canto de las aves. De repente, apareció el padre de Pilarcita y se la llevó por la fuerza. También amenazó al joven para que jamás la volviera a buscar.

El misterioso colibrí

Pasó una semana y Pilarcita estaba triste. Se dedicaba a los quehaceres de la casa, nunca salía porque su papá no se lo permitía. Una de esas tardes, junto a la pileta situada en el patio de su casa, se apareció un colibrí muy hermoso. Volaba de un lado para otro, como queriendo llamar la atención de la joven y se posó a su lado.

La joven no se percataba de los movimientos extraños del bello animal. Hasta que como por obra mágica, el colibrí se convirtió en su apuesto enamorado y estuvieron juntos esa tarde.

Cuando el padre de Pilarcita se acercó para ver que sucedía, el joven se convirtió nuevamente en colibrí y se escondió entre los huipiles que tejía la joven.

Huipil de San Mateo Ixtatán, Huehuetenango

Huipil de San Mateo Ixtatán, Huehuetenango (Foto: Pinterest)

Así siguieron con su romance a escondidas. El mágico novio de Pilarcita llegaba todas las tardes a visitarla y la observaba cuidadosamente desde lo alto del techo de su casa. Cuando no había nadie cerca, bajaba volando sigilosamente y se convertía nuevamente en humano.

Un día, la pareja de enamorados fue sorprendida por el papá de Pilarcita. Sin pensarlo dos veces emprendió enérgica carrera tras los jóvenes asustándolos de tal manera que el muchacho tomó de la mano a Pilarcita y ambos se convirtieron en colibríes y escaparon volando por el azul y limpio cielo huehueteco.

La tradición oral

En el pueblo, la gente veía de vez en cuando a Pilarcita. Se decía que siempre cargaba con él, con su joven enamorado, ya que se escondía en el huipil de la muchacha como un colibrí finamente tejido en el mismo.

Desde ese entonces, las muchachas jóvenes de Huehuetenango tejen colibríes en sus huipiles, en espera de que este se convierta algún día en su príncipe encantado que llegará a conquistarlas y a llenarlas de felicidad.

Leyenda de la Paloma Torcaz

Leyenda de la Paloma Torcaz

En Guatemala existen diversidad de leyendas, conoce el misterio de la Paloma Torcaz, la cual se desarrolla en un lago junto a una hermosa mujer.

Referencia

Me gusta GUATEMALA.COM
Historia destacada