Canciones de los departamentos de Guatemala | Aprende Guatemala.com
Nuestros padrinos
Coca-Cola MAX Claro

Canciones de los departamentos de Guatemala

Por: Karin Aroche | Actualizado el:
Descripción de la foto para personas con discapacidad visual: manos de mujeres sosteniendo unas baquetas mientras tocan marimba. (Crédito de foto: DCA)

Las canciones de los departamentos de Guatemala son representativos y conmemorativos que celebran las bellezas de los municipios de todo el país.

Beta Escucha la nota

Las canciones de los departamentos de Guatemala son piezas icónicas de cada uno de los 22 departamentos del país. De hecho, son canciones recordadas por su música, pero que también cuentan con letras que destacan las bellezas nacionales.

Letra de las canciones de los departamentos de Guatemala

Alta Verapaz

En Cobán yo disfruté
del encanto de su suelo,
las bellezas que admiré
motivaron esta canción.

En Cobán me quedaré
disfrutando del paisaje
y del clima encantador
de Cobán, Ciudad imperial.

Admirando su verdor
se adivina el motivo de la orquídea,
Monja Blanca primorosa
que su suelo floreció
y es nuestra flor nacional.

Y es en Alta Verapaz
donde todo el tiempo es primavera
y se sabe dondequiera
que es la cuna del Quetzal
y que ahí vuela triunfal.

Mi corazón se siente feliz
y con emoción yo digo Cobán
tierra linda donde el amor y la flor
en pareja siempre van.

Donde el Quetzal y la Monja Blanca
hicieron su nido fue en Cobán
y con emoción he dedicado
con amor y admiración
esta canción para Cobán.

Baja Verapaz

Tierra linda y hermosa del norte,
primorosa Verpaz del sur,
de sultana tú tienes el porte
con tu bello cerro de “La Cruz”.

Es la poza de “Los Coyolares”
en encanto de mi Salamá
y se enreda junto al “Orotapa”
un ensueño que florecerá.

Son tus cerros inmensas murallas,
como faro del Chuitinamit
y se yerguen tus dos atalayas:
“La Picota” y el bello “Cajuip”.

Tierra hermosa de lindas mujeres,
de naranjas y el rico “Boshbol”,
donde canta la luna entre brumas
en Cubulco, Granados y El Chol.

Jicaritas pintadas de negro,
tan profundo como el pedernal,
las fabrican, guardando el secreto,
los indígenas de Rabinal.

San Jerónimo, tierra famosa,
primorosa como es Purulhá,
paraíso de frutas jugosas
las naranjas de allí en Panimá.

Chimaltenango

Chimaltenango, tierra divina,
que desde el cielo bendijo Dios,
puso en tus campos y en tus colinas
la primavera llena de sol.

De tus entrañas brotan las aguas
para tu fuente, tan colonial,
en ellas brotan dos ríos claros
que a los dos mares han de llegar.

En tu primoroso cantón Nazareno
hay una capilla radiante de amor,
sublime y bendita cobija en su seno
una linda imagen, imagen de Dios.

Tus bellas mujeres son guapas y hermosas,
como mariposas multicolor,
como capullitos frescos y fragantes,
fragantes capullos de un rosal en flor.

Es tu balneario Los Aposentos
lago de cisnes, cual blanca flor
y el rinconcito de La Alameda
un paraíso tierno amor.

Tu suave clima, incomparable,
es un orgullo que siento yo.
Chimaltenango, yo te venero
con toda el alma y el corazón.

Chiquimula

Bajo de los almendros
junto a los cocoteros
cantan los clarineros
cuando despierta el día.

Se asoma la mañana
viene jugando el sol
y se abre la ventana
de un nuevo día encantador.
Y en verde pradera
cantan jilgueros y el ruiseñor.

Perla de Oriente vengo a admirarte
desde Occidente vengo a cantar.
Son tus mujeres lindas y hermosas
parecen rosas de suave olor
flor de chaparro que en primavera
por la pradera esparce Dios.

Tienes en Esquipulas
al Cristo milagroso
desde su templo hermoso
derrama bendiciones.

Déjame que te cante
escucha mi canción
que linda chiquimula
con sus dos shushos
y el Curgallón,
vieja piedra de changos,
tu iglesia vieja y tu Tacó.

Perla de Oriente vengo a admirarte
desde Occidente vengo a cantar.
Son tus mujeres lindas y hermosas
parecen rosas de suave olor
flor de chaparro que en primavera
por la pradera esparce Dios.

Petén

Tierra misteriosa, grande y legendaria,
cuna de los mayas y del gran “Canek”,
hay en tus entrañas fértiles montañas
y un collar de lagos, mi bello Petén.

Ríos cristalinos: el de Las Salinas,
el Mopán, el Hondo y el de la Pasión…
el Usumacinta, ancho y caudaloso,
entona sonriendo su vieja canción.

Como el broche bordado de perla
que lució la reina de “Tikal”
es la isla de Flores al verla,
desde lo alto de “Jovitzinal”.

Sé que tienen tus linda mujeres
la pureza del “nape”, en flor,
es por eso que una petenera
es la dueña de todo mi amor.

Cuenta la leyenda que la Flor de Mayo
surgió de las aguas del gran “Chaltun-há”
cuando la princesa fue sacrificada,
porque fue raptada para “Ta-Itzá”.

Adornan el lago fértiles islotes,
ninfas primorosas y tupido tul;
y hay en sus orillas bellospueblecitos
que besan las aguas de divino azul.

Surcan patos, gaviotas y garzas,
por el lago, junto a Tayasal
y faisanes dorados habitan
tu frondosa selva tropical.

El Progreso

Guastatoya, tierno paraíso,
rinconcito dulce de ilusión,
tus mujeres tienen el hechizo
y el misterio para mi canción.

Guastatoya, la tierra del morro
y mujeres cara de flor,
“Agua Tibia” con su fresco chorro
es un nido de dicha y amor.

Es tu pueblo celebran el día
de Esquipulas, tu santo patrón…
y en la aldea de “Santa Lucía”
a la virgen erigen altar,
es tu rico cerro de “La Virgen”
un gran emporio de mineral.

Mil recuerdos hay en “La Lomita”
del alegre día de San Juan
y en las fiestas allá en Santa Rita
“Los Calambres” también bailarán.

Es “Malpais” un vivero de fruta,
siempre verde y pujante se ve,
te engalana el entronque a la ruta
y por él hasta ti llegaré.

Quiché

Ciudad preciosa de Los Celajes
y de las tardes llenas de luz,
hay en tus campos lindos paisajes,
que te embellecen mi Santa Cruz.

Gloriosa raza, quichés valientes,
pueblan el reino de Utatlán,
bravos guerreros que comandara
el gran cacique Tecún Umán.

La laguna de Lemoa
y el baño de Pachitac
son dos rincones de ensueño
y belleza sin par.

Voy a Chichicastenango,
por los caminos de Dios…
con mi guitarra entonando
las notas de mi canción.

De Sacapulas, con sus salinas,
se alzan las sierras hasta Nebaj,
jugosas cañas junto al Motagua,
dulces naranjas en Joyabaj.

Por tus caminos van los inditos
cargando ollas para Chajul,
van hilvando la serranía
bajo el encanto del cielo azul.

En tu campiña dormida
entre la milpa y frijol
despierta la primavera
y te sonríe la flor.

Tierra de lindas mujeres,
como la flor de café,
es un jardín primoroso
mi Santa Cruz del Quiché.

Escuintla

Quiero llevarme de ti
Un collar de golondrinas,
Para poder recordar
De tus noches tan divinas
Bella ciudad sin igual
Que a tus calles iluminas,
Cuando empieza anochecer
Millares de golondrinas
Cuando se ven las palmeras
Belleza como ninguna
Las golondrinas anidan
Para contemplar la luna
Escuintla, ciudad de palmeras
Escuintla, ciudad de mi querer;
Admiro, ver como juguetean
Las golondrinas, No te puedo olvidar.

Huehuetenango

Yo le canto a mi tierra hermosa y bella,
a sus flores y mujeres primorosas,
a su clima delicioso, sin rival,
a su cielo primoroso, sin igual,
fuente de mi inspiración
de poesía y de canción.

Y le canto a las bellezas del Selegua,
a los altos y sin par Cuchumatanes,
conto yo a la poderosa raza Mam,
a las ruinas donde Kaibil Balam
le cantó a “Chinabajul”
tras el horizonte azul.

¡Huehuetenango de mis ensueños!
cómo te evoca mi corazón…
mi tierra linda, cómo recuerdo
“Las Marimbitas” y “Zaculeu”,
aquellas tardes en “Los Pinitos”,
donde entonamos esta canción:

¡Huehuetenango, ciudad preciosa!
la tierra hermosa donde nací
quiero recrearme con tus marimbas
en Tajahuaquish, Chinabajul,
tus lindas calles son un espejo
donde se mira tu cielo azul.

Izabal

Puerto Barrios, paraíso
donde van mis amores a anclar,
tu bahía es la cuna
donde arrulla las olas el mar.

Las porteñas, primorosas
son gaviotas que me hablan de amor…
desde un barco, Puerto Barrios,
yo te canto con el corazón.

Se oye un canto de marinos
de otras tierras, de ultramar,
que a la luz de las estrellas
sus querellas vienen a volcar.

Por las noches, junto al muelle,
pescadores se escucha cantar,
es la brisa suave risa
de sirenas que brotan del mar.

En el tren de pasajeros
lentamente se aleja mi amor…
y al marcharse me ha dejado
solamente esta dulce canción,
y al cantarte, Puerto Barrios,
tú te clavas en mi corazón.

Jalapa

Tierra de Oriente, oye mi canto,
oye las notas de mi canción.
Tus calles rectas son un encanto,
has cautivado mi corazón.

Mujeres guapas, sólo en Jalapa,
como la linda flor de cambray,
hombres valientes en “Chipilapa”
fuertes y altivos como el “Jumay”.

Por la mañana vuela el cenzontle
y enciende auroras con su cantar,
se ve el “Alcoba” en el horizonte
y es el “Arluta” el viejo guardián.

En la montaña, los comuneros
labran la tierra con devoción
pueblan los campos bellos jilgueros
que le hacen eco a mi canción.

Es la sin par laguna “Del Hoyo”
un primoroso y bello rincón,
una esmeralda que luce Monjas
juntito al pecho y al corazón.

Mataquescuintla, un nacimiento
lleno de gracia e inspiración,
en Alzate todo es verdura,
raza bravía en “El Chaparrón”.

El paraíso está en “Los Chorros”
con su agua tibia de manantial,
hay en Pinula flores y morros
y un cielo claro como cristal.

Jilotepeque tierra de ensueño,
tus cantarito son un primor,
las cantareras, lindas y hermosas,
guardan el cántaro de mi amor.

Jutiapa

¡Qué bonita, qué alegre es Jutiapa!
¡Qué preciosa es la Cuna del Sol!
tus mujeres hermosas y guapas
son motivo para mi canción.

Al subir al Cerro Colorado
me acaricia del viento el vaivén,
contemplando tu Río Salado
y tu “Cerro de Culma”, también.

Yo le canto gustoso a Quezada,
paraíso de Salomé Jil,
donde vi una criatura soñada,
adorable, preciosa y gentil.

Los volcanes de Moyuta y Chingo
de belleza y verdor sin igual
visten traje de día domingo
en la hermosa campiña oriental.

Y florece Asunción Mita
un nidito de dica y amor,
un jardín de mujeres bonitas
y “Atatuapa”, que es todo primor.

Al rasguear mi guitarra sonora
se estremece todito mi ser,
al cantarle a la hermosa Conora,
a El Progreso y Yupiltepeque.

En Moyuta retazo de cielo,
recostado al pie del volcán,
Jalpatagua nos brinda el encanto
y frescura de Andá Mirá.

Un ensueño son Atescatempa,
Agua Blanca y el bello Jerez
y se duermen Santa Catarina
en las faldas del gran Suchitán.

Quetzaltenango

Quetzaltenango,
ciudad de poesía y canción,
fuente divina
de mi inspiración
yo le canto a tu cielo
y a tu clima sin igual.

Son tus volcanes
de Santa María y Zunil,
cumbres grandiosas
de mi Xelajú
Siete Orejas, Santiaguito
y tu cerro “El Baul”.

Son tus mujeres preciosas
mariposas de organdí,
tienen guindas en los labios
y en los besos vierten miel.

Yo le canto al Río Seco
y a tu río Xequijel,
a tu parque, al Calvario,
a Minerva y Terminal.

Son tus calles rinconcitos
empedrados de ilusión,
por la noche las estrellas
me platican de su amor.

En tu hermosa Democracia
todo es gracia y quietud,
por todo eso yo te canto
mi adorado Xelajú.

Retalhuleu

Retalhuleu,
tierra cálida y bella
la calzada “Las Palmas”
te abanica y refresca
y te arrulla el Palmar.

Retalhuleu,
en tu puerto y su playa,
tu febril Champerico
encontré un paraíso
a la orilla del mar.

Cómo llevo grabados
tu palacio y el parque,
con tus calles hermosas
y tu alegre estación.

Tus mujeres bonitas,
capullitos fragantes,
inspiraron versos
de mi dulce canción.

Retalhuleu,
te acarician y riegan
varios ríos sonoros:
Samalá, Ocosito,
Sununá y el Nil.

Retalhuleu,
tus palmeras frondosas
se estremecen al viento
y refrescan y besan
con su suave vaivén…

¡Retalhuleu!

Sacatepéquez

Antigua, ciudad de ensueños,
desde la época colonial
se tejen bellas leyendas
bajo la fronda del cafetal.

Las ruinas de tus conventos
sólo en los cuentos de hadas se ven,
titanes son tus volcanes,
que te resguardan divino edén.

Tus mujeres bonitas y hermosas
como rosas perfuman mi ser,
tus marimbas sonoras y dulces
vierten notas cual voz de mujer…

Venero de amor sublime
y que redime mi corazón
encuentro en San Felipe
que yo venero con devoción.

Le canto al “Pensativo”
y a tus palacios, pues no hay igual…
Antigua, entre tus ruinas
deja que cante un madrigal.

San Marcos

Candacuchex, yo te canto
y a tus mujeres preciosas
que en el jardín de Occidente
son capullitos de rosas.

Son morenas de ojos negros,
lindas rubias de ojos zarcos,
son primorosas y bellas
las mujeres de San Marcos.

Yo le canto a mi departamento
municipios que son un primor,
San Lorenzo, San Pedro Xecano,
a Tejutla y el gran Tumbador.

De San Rafael Pie de la Cuesta
voy cantando a Malacatán,
a San Pablo, al Río Suchiate,
y al mas alto grandioso volcán.

¡Viva San Marcos! (¡Viva!)
mi tierra linda
¡Viva San Marcos! (¡Viva!)
mi gran amor
y yo grito henchido de orgullo:
¡Soy marquense, palabra de honor!

Candacuchex es precioso,
con sus campiñas de gualda,
es un jardín primoroso
el valle de “La Esmeralda”.

Son morenas de ojos negros,
lindas rubias de ojos zarcos,
son primorosas y bellas
las mujeres de San Marcos.

Allí están Tacaná y Tajumulco,
dos titanes que cantan al sol
y en su canto le dicen al mundo
que aquí hay hombres de gran corazón.

Son pacíficos, pero valientes,
temerarios, tal vez, sí señor
y si alguno de ustedes lo duda,
está Barrios El Reformador.

¡Viva San Marcos!

Santa Rosa

¡Qué primorosa mi Santa Rosa!
Tierra de ensueño y de ilusión
¡Qué linda playa del Ahumado!
Donde los tumbos se hacen canción.

Hay en Las Lisas y Monte Rico
la fresca brisa del ancho mar,
mansas gaviotas e inquietas garzas
vuelan tranquilas por el canal.

Son tus mujeres linda y hermosas
en Oratorio y en Ixhuatán,
encantadoras son en Taxisco,
Chiquimulilla y Guazacapán.

San Juan Tecuaco, son las más lindas,
en Barberena son un primor;
vive en Cuilapa la más hermosa,
ella es la diosa de mi canción.

En el susurro del Tecuamburro
se escucha el canto del cafetal
y en la mañana, fresca y temprana
las aves trinan un madrigal.

Hay en el puente de Los Esclavos
vieja leyenda de Satanás,
Cuenta la gente que hizo el diablo
en una noche de tempestad.

Flores fragantes son las mujeres
en el jardín de San Rafael,
en Pueblo Nuevo y en sus campiñas
son dulces viñas llenas de miel.

Son azahares en El Naranjo,
en El Naranjo de Santa Cruz,
pero en Casillas y Santa Rosa
son estrellitas llenas de luz.

Suchitepéquez

Voy para la Costa Sur,
ya va caminando el tren,
al salir de la estación
mi corazón, con emoción
late de amor.

Con mi carga de ilusión
voy por el ferrocarril,
al llegar a Patulul
del cielo azul
brota el rumor
de esta canción:

Suchitepéquez, precioso,
tierra fecunda y hermosa,
tierra caliente y frondosa,
cuna de Santo Domingo.

Le cantaré a San Antonio,
a Chicacao y al mar…
cantaré a Cuyotenango,
a Tahuesco y Samayac.

Mazatenango, quisiera
en tu estación bullanguera
ver tus mujeres preciosas
como capullos de rosas.

Con tu avenida tan ancha
y alegre, La Libertad…
Mazatenango, yo sueño
tu feria de Carnaval.

Totonicapán

Bella “Ciudad de los Pinos”,
tablerito de ajedrez,
crece en tus campos divinos
la maravillosa mies.Te envuelve desde los cielos
llovizna de celofán,
le llaman “Salud del Pueblo”,
lindo Totonicapán.Primorosos “Chuitamango”
“Cerro de Oro” y “Cushliquel”,
riscos de Momostenango
más preciosos que un vergel.San Cristobal, San Francisco
y mi San Andrés Xecul…
yo te canto emocionado
cuna de Atanasio Tzul.Son las sabrosas “camuezas”
dulces capullos de miel,
esconden grandes misterios
las cuevas de San Miguel.

Alfarería y tejidos
te dan fama, sin igual,
y tus hermosas mujeres
son más lindas que un trigal.

Primorosos “Chuitamango”
“Cerro de Oro” y “Cushliquel”,
riscos de Momostenango
más preciosos que un vergel.

San Cristobal, San Francisco
y mi San Andrés Xecul…
yo te canto emocionado
cuna de Atanasio Tzul.

</div>

Sololá

Sololá, rinconcito divino,
realidad de mis  sueños febriles,
mi cantar me lo dieron tus flores
tus mujeres bonitas y el inquieto Átitlán.

Sololá, en tu lago sublime
y volcanes azules encontré inspiración,
tienes tú, mujercitas sublimes
adorables y bellas que son mi adoración.

Para ti voy cantando estos versos
y con fiesta en el alma te traigo esta canción,
la robé de tu lago tan bello,
pero a cambio de ello
te dejé el corazón.

Zacapa

¡Soy de Zacapa! tierra caliente,
nací en el barrio “El Tamarindal”,
tengo el orgullo de ser valiente,
me considero buen oriental.

Tengo una novia linda y sincera,
a la que quiero muy de verdad,
mi muchachita, pura “tunera”
nació cerquita del “Punhilá”.

Lindo el oasis que hay en La Fragua
por donde pasa cerquita el tren,
el agua es fresca como el Motagua,
como los baños de “Pasabién”.
Bellas mujeres en Estanzuela,
como las tiene Teculután,
son muy hermosas la de Río Hondo
y nada envidian las de Gualán,
son muy hermosas la de Río Hondo
como en San Diego y Usumatlán.

Como recuerdo a mi Zacapa,
sus lindas calles y su estación,
en donde vive mi novia guapa,
a la que quiero de corazón.

¡Soy de Zacapa! tierra de Oriente,
en donde sale primero el sol…
por eso tengo la sangre ardiente
como las notas de mi canción.

Guatemala

Es mi bella Guatemala un gran país,
que en la América del centro puso Dios,
es su suelo paraíso, do anida la paz, la libertad.
Sus floridas tierras maravilla son,
por su flores y sus frutos un edén,
es la bella Guatemala, mi patria querida tierra del amor.
Sus altas montañas, sus mágicos volcanes,
sus lindas praderas, encanto son sin par.
El sol que en su suelo fulgura,
dora sus trigales y da granos al maíz,
las palmas y los pinares,
crecen en sus bosques donde anida el colibrí.
Tierra de mis mayores,
mi bella Guatemala salve patria querida
que en el mundo entero no tiene igual.
Me gusta GUATEMALA.COM
Historia destacada