Presidente Ramiro de León Carpio 1993-1996 | Aprende Guatemala.com

Presidente Ramiro de León Carpio 1993-1996

| Por: Luis Rodriguez
Ramiro de León Carpio
(Foto: emaze.com)

El gobierno de Ramiro de León Carpio se caracterizó por las reformas tendentes a erradicar la corrupción y garantizar la libertad de expresión.

Ramiro de León Carpio fue nombrado presidente por el Congreso de Guatemala, sin estar afiliado por ningún partido político, luego de la destitución de Jorge Serrano Elías, quien durante su mandato hizo reformas a la Constitución de Guatemala y depuró el Congreso.

Nacimiento: 12 de enero de 1942

Falleció: 16 de abril de 2002

Ocupación: político, jurista, administrador, abogado y notario

Predecesor: Gustavo Adolfo Espina Salguero

 Sucesor: Álvaro Arzú Irigoyen

Antecedentes

  • Cofundador del partido Unión del Centro Nacional (UCN), siendo elegido Secretario General de dicha formación en el período de 1983 a 1986.
  • Diputado a la Asamblea Nacional Constituyente entre 1984 y 1986, cuya presidencia alterna desempeñó, a la vez que el cargo de procurador de los Derechos Humanos entre 1983 y 1993.
  • Tomó posesión del cargo el 6 de junio de 1993, en su discurso de toma de posesión, se comprometió a defender las libertades públicas, a hacer cumplir el imperio de la ley, a encarar los agudos problemas socioeconómicos, a avanzar en la negociación con la guerrilla.
Expresidente Ramiro de Leon Carpio

(Foto: Ecured.cu)

Política interna

Con el apoyo de la sociedad civil guatemalteca y también de la comunidad internacional, de León, dispuso inmediatamente una serie de medidas de carácter democratizador, como:

  • Suspensión de los polémicos “gastos confidenciales” reservados al Ejecutivo.
  • Reestructuración de la cúpula militar con la promoción de mandos teóricamente más comprometidos.

El proceso de reforma constitucional y de refundación de las instituciones democráticas, que habían demostrado tener unas bases muy frágiles, emprendido por de León topó a las primeras de cambio con las resistencias y provocaciones de las fuerzas más reaccionarias, ligadas a los infames escuadrones de la muerte y todavía muy presentes en los ámbitos civil y militar.

El 26 de agosto exigió la renuncia de los diputados del Congreso y los magistrados de la Corte Suprema, dando lugar a una porfía entre instituciones a la que se puso término el 16 de noviembre con un compromiso aceptado por las principales fuerzas políticas para introducir 43 modificaciones en la Constitución Política de 1985.

Las enmiendas fueron aprobadas por el Congreso el 27 de noviembre de 1993 y sometidas a referéndum el 30 de enero de 1994.

La consulta, pésimamente organizada (las papeletas no se tradujeron a las lenguas indígenas, por lo que se privó del voto a este numeroso electorado), constituyó un fracaso para Ramiro de León, que apenas consiguió un 17 % de participación, “ganando”, eso sí, con el 67,6 % de los votos emitidos.

Las conversaciones de paz con la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG), en curso desde 1990, dieron también sus primeros frutos sustanciales.

El 8 de julio de 1993 de León propuso una nueva agenda de negociaciones y el 6 de enero de 1994 se reanudaron estas, con la novedad de contar con los auspicios de la ONU y la Organización de Estados Americanos (OEA), disminuyendo el papel del Ejército en el proceso, según estipuló el Acuerdo Marco del 10 de enero.

Por lo que respecta a la economía, el plan bianual del Gobierno reafirmó la política de ajuste estructural y concedió prioridad a las desregulaciones, a la estabilidad financiera y a la privatización de empresas públicas.

Siguiendo una estrategia de la tensión que pretendía la declaración del estado de excepción y el naufragio de los procesos en curso, no consiguió retrasar el calendario electoral y tampoco malogró las conversaciones con la guerrilla.

De León Carpio

(Foto: Prensa Libre)

Fin de la presidencia

El 14 de agosto de 1994 se celebraron elecciones legislativas, fruto, junto a la disolución anteriormente del Congreso y el Tribunal Supremo, de un acuerdo de Ramiro de León con las fuerzas políticas, que habían resistido su exigencia del 27 de agosto de 1993 de una dimisión colectiva de los diputados y magistrados de ambos órganos.

Rematando la transición, el 12 de noviembre de 1995 tuvieron lugar las elecciones generales que merecieron la calificación de históricas por estar precedidas de una campaña excepcionalmente pacífica y por concurrir opciones de izquierda, coaligadas como Frente Democrático Nueva Guatemala (FDNG), considerado cercana a la URNG, cosa que no sucedía desde 1954.

El índice de abstención, el 53 %, se consideró bajo para los estándares guatemaltecos, más cuanto que en las legislativas del año anterior fue el 79 %.

El vencedor en la segunda vuelta del 7 de enero de 1996, fue el derechista moderado Álvaro Enrique Arzú Irigoyen, del Partido de Avanzada Nacional (PAN) y el 14 de enero Ramiro de León Carpio transfirió la banda presidencial al electo presidente.

El 16 de abril de 2002, encontrándose en Miami, Florida, para asistir a unas jornadas de una organización de abogados de la que era miembro y para someterse a un chequeo médico, su cuerpo fue encontrado sin vida en un apartamento de su propiedad.

Ramiro de León Carpio

(Foto: Wikipedia)

Lo que no sabías

  • Carpio fue el presidente constitucional de la República entre 1993 y 1996 tras la disolución de la Asamblea por el expresidente Serrano Elías en mayo de 1993,  el Congreso lo eligió para completar el período constitucional.
  • Participó en el Acuerdo de Desarrollo Sostenible, firmado por los jefes de Estado centroamericanos y por el presidente estadounidense Bill Clinton, en diciembre de 1994.
  • El 26 de agosto de 1985 exigió la renuncia de los diputados del Congreso y los magistrados de la Corte Suprema.
  • De León jugó un papel destacado en los trabajos de elaboración de la nueva Carta Magna, aprobada el 31 de mayo de 1985, como presidente de la denominada Comisión de los 30 que redactó el borrador y presidente alterno.
  • Su gobierno se caracterizó por las reformas tendentes a erradicar la corrupción y garantizar la libertad de expresión.

Referencias

Me gusta GUATEMALA.COM