Leyenda guatemalteca del Caballo de siete colores | Aprende Guatemala.com

Leyenda guatemalteca del Caballo de siete colores

| Por: Ivon Kwei
Leyenda guatemalteca del Caballo de siete colores
(Arte por: Ivette Kjelsrud)

Conoce la leyenda del Caballo de siete colores, una historia que ha sido contada en diferentes regiones de Guatemala acerca de un mítico ser.

Leyenda del Caballo de siete colores

Cuenta la leyenda que una noche en la granja de Don Isidro se escucharon caballos retozando entre las hortalizas. El agricultor y sus 3 hijos salieron con linternas y escopetas a investigar. Para su sorpresa, los caballos resaltaban por ser de todos los colores.

Cuando dispararon sus armas para asustarlos las balas se volvieron humo y los caballos escaparon. Al día siguiente pudieron darse cuenta que los cultivos habían quedado destruidos.

Así que sembraron todo nuevamente y Don Isidro le ordenó a su hijo mayor que cuidara las siembras durante esa noche. Sin embargo, se quedó dormido y a la mañana siguiente todo había sido destruido de nuevo por los mágicos caballos. A la noche siguiente lo mismo sucedió con el segundo hijo.

Leyenda guatemalteca del Caballo de siete colores

A la tercera noche su hijo menor, José fue el encargado de vigilar, quien ideó un plan para capturar a uno de los caballos. Colgó una hamaca, la rellenó de hojas de chichicaste para mantenerse despierto y se recostó a esperar a los seres mágicos. La comezón que le causó aquella irritante planta cumplió su objetivo.

Cuando los caballos llegaron, José tomó una soga y la lanzó al más hermoso de todos. El corcel forcejeó pero no pudo soltarse y cuando los otros caballos vieron que su líder había sido atrapado, huyeron.

El caballo de siete colores pidió a al joven que lo soltara, ofreciéndole cualquier cosa a cambio. Pero José respondió que debía rendir cuentas con Don Isidro por sus fechorías. Así que el caballo prometió arreglar las cosechas y acudir a él cada vez que José lo llamara. El joven aceptó y el caballo cantó:

«Piedras blancas, piedras lisas,
ojos del alcaraván
aquí se levantarán
las mejores hortalizas».

Leyenda guatemalteca del Caballo de siete colores

(Arte por: Crystal Cook)

Las verduras crecieron más hermosas que nunca y José cumplió su palabra soltándolo. El caballo se desvaneció en el viento.

A la mañana siguiente Don Isidro y los hermanos de José vieron el lugar, encontrando las siembras mucho mejor que antes. Rebosando de orgullo, Don Isidro corrió a abrazar al menor de sus hijos y le dijo que era muy valiente. Los hermanos sintieron mucha envidia y decidieron abandonar la casa.

El padre enfermó de pura tristeza, así que José decidió salir a buscarlos. Sin embargo, los hermanos lo amarraron y lo lanzaron a un pozo profundo.

Leyenda guatemalteca del Caballo de siete colores

(Arte por: Iwona Jankowski)

Los favores del caballo de siete colores

José se acordó del caballo de siete colores y lo llamó, quien acudió al instante y lo salvó. Aunque los hermanos no comprendieron cómo pudo salir, decidieron capturarlo y lo hicieron un sirviente.

Tiempo después, fue anunciado al pueblo un concurso. Quien ganara una carrera a caballo y lograra alcanzar una argolla de oro se casaría con la princesa.

El trabajo era tan difícil que nadie logró alcanzar la pequeña argolla. Los hermanos de José también asistieron y dejaron al joven haciendo la comida. Acordándose de su amigo, José llamó al caballo.

Leyenda guatemalteca del Caballo de siete colores

(Arte por: Lyudmila Tomova)

Juntos fueron a participar en la carrera, donde José, gracias a la magia del caballo, alcanzó la argolla de oro. Así que se casó con la princesa y perdonó a sus hermanos, pidiéndoles que fueran por su padre para estar todos juntos. Finalmente, el caballo desapareció en el viento así como había llegado.

Datos curiosos

Héctor Felipe Cruz Corzo es un escritor guatemalteco que utilizó la leyenda guatemalteca del Caballo de Siete Colores y utilizó su propio estilo literario para publicar un cuento acerca de dichos personajes. La obra en esa ocasión utiliza el nombre de Don Chilo para referirse al padre.

Leyenda del Cerro El Baúl, Quetzaltenango

Leyenda del Cerro El Baúl, Quetzaltenango

La leyenda del Cerro el Baúl en Quetzaltenango cuenta que existe un gran tesoro custodiado por una criatura mágica, descubre aquí todos los detalles.

Referencias

El cabalo de siete colores (Leyenda Guatemalteca). Piruja. Recuperado el 19 de julio del 2018, de https://goo.gl/8C7JsE

Me gusta GUATEMALA.COM