Presidente Fernando Romeo Lucas García 1978-1982 | Aprende Guatemala.com

Presidente Fernando Romeo Lucas García 1978-1982

| Por: Luis Rodriguez
Romeo Lucas García, Presidente
(Foto: WikiGuate)

El presidente Lucas García fungió como presidente de 1978 a 1982, fue militar, terrateniente y político guatemalteco.

Fernando Romeo Lucas García fue presidente de Guatemala del 1 de julio de 1978 al 23 de marzo de 1982, cuando fue depuesto por un golpe de Estado liderado por oficiales jóvenes del Ejército que colocaron al general Efraín Ríos Montt al frente de un triunvirato militar integrado también por los coroneles Horacio Maldonado Shaad y Francisco Gordillo.

Nacimiento: 4 de julio de 1924, San Juan Chamelco, Guatemala

Falleció: 27 de mayo de 2006, Puerto La Cruz, Venezuela

Ocupación: fue un terrateniente, militar y político

PredecesorKjell Laugerud

 Sucesor: Efraín Ríos Montt

Antecedentes

Se graduó de oficial en la Escuela Politécnica en 1949. Ya en 1960, siendo capitán del Ejército de Guatemala heredó las fincas Saquixquib y Punta de Boloncó al nororiente de Sebol, Alta Verapaz, con una extensión de 15 caballerías cada una.

En 1963 compró la finca “San Fernando”, El Palmar de Sejux con una extensión de 8 caballerías, y finalmente compró la finca “Sepur”, cercana a “San Fernando”, con una extensión de dieciocho caballerías. Durante estos años fue diputado en el Congreso de Guatemala y cabildeó para impulsar la inversión en esa zona del país.

Se desempeñó como ministro de la Defensa y coordinador del proyecto de la Franja Transversal del Norte durante el gobierno del general Kjell Eugenio Laugerud García.

Ganó las elecciones en 1978, junto a su compañero de de fórmula, el doctor en Derecho Francisco Villagrán Kramer, quien había participado en la Revolución de 1944. Aunque todo indicaba que se había realizado una elección transparente, trascendió que todo había sido un fraude electoral y que el mismo sistema había impuesto a Lucas, tal como se presume que sucedió años antes con Laugerud García.

Presidente Fernando Romeo Lucas García gobernó Guatemala de 1978-1982.

(Foto: biografiasyvidas.com)

Gobierno

Romeo Lucas García siempre se presentó soltero, sin embargo, el 12 de octubre de 1978 contrajo matrimonio en secreto en la casa presidencial con la venezolana Elsa Asunción Cirigliano, a quien conoció en 1956. Decidieron mantener su matrimonio en secreto porque la Guerra Civil estaba en su punto más álgido.

El rechazo popular hacia el nuevo gobierno era generalizado debido a que, luego de asumir la presidencia, Lucas liberó los precios de la canasta básica y posteriormente incrementó la tarifa del transporte urbano, lo que originó grandes protestas por parte de la sociedad civil apoyada por la Universidad de San Carlos de Guatemala (Usac).

A pesar de la gran movilización popular, a finales de septiembre de 1978 el Consejo Municipal de la ciudad de Guatemala aprobó una alza en la tarifa del transporte urbano de cinco a diez centavos, para “motivar” a las empresas a aumentar el salario de sus empleados y así solucionar el conflicto laboral.

El 30 de septiembre, día que la nueva tarifa entró en vigencia, jóvenes de diversos barrios populares reanudaron su protesta al construir barricadas en las principales calles en sitios importantes en las jornadas de marzo de 1962. El fin de semana siguiente, se declaró una huelga general y los empleados estatales paralizaron sus labores mientras que los institutos de nivel medio y sus alrededores fueron controlados por estudiantes que se enfrentaron a la policía.

El descontento popular era tan grande que la manifestación pronto cobró tal fuerza que a los dirigentes les era difícil controlarla.

Oliverio Castañeda, en su doble calidad de dirigente de la Asociación de Estudiantes Universitarios de la Usac e integrante del Comité de Emergencia de los Trabajadores del Estado (CETE), desempeñó un papel activo en la organización de esta huelga general. Las protestas finalizaron hasta que se alcanzó el objetivo más importante: el 7 de octubre el Consejo Municipal restauró la tarifa de cinco centavos, los manifestantes habían logrado vencer al gobierno militar a través de la movilización popular, donde hubo decenas de muertos.

El 20 de octubre de 1978, durante la marcha conmemorativa de la Revolución de Octubre de 1944, Castañeda se presentó en el Parque Centenario para dar el discurso de la AEU y señalar al ministro de Gobernación, Donaldo Álvarez Ruiz, como responsable de la oleada de terror. Pronunció la famosa frase “Ellos pueden matar a nuestros dirigentes, pero mientras haya pueblo, habrá revolución”, momentos después sería asesinado en la entrada del Pasaje Rubio, ubicado en la Sexta Avenida de la zona 1.

Aumentó la muerte de dirigentes y personalidades del país, entre las que se recuerda al exalcalde de la capital Manuel Colom Argueta, dirigente político del Frente Unido de la Revolución (FUR). La violencia continuaba en el país, el 5 de septiembre de 1980, la guerrilla detonó un artefacto explosivo en pleno centro de la ciudad, en la sexta avenida y sexta calle de la zona 1, frente al Palacio Nacional, el saldo fue de siete muertos y un número no determinado de heridos, lo que desataría el caos en la ciudad.

El 31 de enero de 1980, el caso de Guatemala atrajo la atención mundial con la quema de la Embajada de España, en la que 37 personas fueron quemadas vivas, entre ellas varios ciudadanos españoles e importantes exfuncionarios guatemaltecos.

La movilización en forma de protesta por parte de un grupo de indígenas, con el fin de llamar la atención del mundo sobre las matanzas que en 1980 cometía el Ejército guatemalteco en el Triángulo Ixil, en El Quiché, fue el preludio del caso de la quema de la Embajada de España, tras las cual España rompió las relaciones diplomáticas con Guatemala.

Romeo Lucas García, presidente

Francisco Villagrán y Romeo Lucas (Foto: ahistoriadeguatemala.org)

Obras

El Gobierno de Romeo Lucas García impulsó proyectos faraónicos de infraestructura y desarrollo, y continuó la estrategia militar de modernizar la economía, tuvo menos éxito en relación con los cambios económicos que los dos gobiernos anteriores. El presupuesto del Estado pasó de 355.6 millones de dólares en 1974 a 942.6 en 1978, aumentó la burocracia y se crearon nuevas entidades estatales en contra de la voluntad del CACIF.

La inestabilidad política tanto en el país como en el resto de Centroamérica, con guerras civiles en El Salvador y Nicaragua, ahuyentó las inversiones nacionales y motivó la fuga de capitales que se estima alcanzó entre 800 millones a 1.5 millones de dólares durante los primeros años de la década de los ochenta.

Se continuó con la construcción de la hidroeléctrica de Chixoy, la carretera de la Franja Transversal del Norte y del puerto Quetzal. Además, se llevaron a cabo obras públicas en muchas zonas del país, sin contar con el financiamiento adecuado, lo que provocó no solo falta de recursos en el Ministerio de Finanzas, sino que provocó la escasez de dólares en el Banco de Guatemala, el que el 23 de abril de 1980 estableció el control de cambios y la restricción en la entrega de dólares para las importaciones de mercaderías.

Durante su Gobierno se implementó un intenso programa de alfabetización en todo el país, que incluyó cadenas nacionales de radio y televisión que se transmitían de lunes a viernes a las 16:00 horas y el programa duró más de año y medio.

Fin de Gobierno

El 23 de marzo de 1982, Lucas García fue depuesto por un golpe de Estado, en las primeras comunicaciones, se indicó que fue dirigido por un grupo de “oficiales jóvenes” del Ejército de Guatemala, cuyo objetivo sería “acabar con la corrupción“. Los sublevados tomaron el control de la ciudad de Guatemala y lograron que el general Lucas García se rindiera a los militares que horas antes habían rodeado el Palacio Nacional.

Lo que no sabías

  • Lucas liberó los precios de la canasta básica.
  • En su gobierno incrementó la tarifa del transporte urbano.
  • Los precios del café iniciaron un descenso, y se autorizó la reducción de los impuestos a ese producto, que era la principal fuente tributaria.
  • Su gobierno emprendió la construcción del Hospital General San Juan de Dios y del Hospital de Quetzaltenango.

Referencias

Me gusta GUATEMALA.COM