Biografía de Rafael Hernández (Velorio), comediante guatemalteco | Aprende Guatemala.com
Nuestros padrinos
Coca-Cola MAX Claro

Biografía de Rafael Hernández (Velorio), comediante guatemalteco

Por: Karin Aroche | Actualizado el:
Biografía de Rafael Hernández Velorio, comediante guatemalteco
Descripción de la foto para personas con discapacidad visual: vista de Velorio, a la izquierda él de mayor sonriendo a la cámara, a la derecha él de joven en una presentación de comedia. (Crédito de foto: Velorio / Facebook)

Rafael Hernández, también conocido como Velorio, es uno de los comediantes guatemaltecos más importantes y queridos, recordado con cariño en el país.

Beta Escucha la nota

Rafael Hernández, también conocido como Velorio, es un comediante guatemalteco muy querido en el país, sobre todo en la década de los 60 y 70. Sus chistes son parte del repertorio de comedia nacional.

Fecha de nacimiento: 9 de octubre de 1939

Biografía de Rafael Hernández (Velorio), comediante guatemalteco

La comedia es un campo difícil y Rafael Antonio Hernández Salguero, alias Velorio, lo sabe. A pesar de tener una gran acogida en sus años dorados allá por los años 80, la historia de este gran comediante inició con tan solo diez años.

Primero, una parte de su vida la pasó en Zacapa, lugar donde estuvo hasta los siete años. Luego, regresó a la capital. Creció en el Centro Histórico y, desde muy temprana edad, trabajó como vendedor de números de lotería, periódicos o como lustrador de zapatos.

Biografía de Rafael Hernández Velorio, comediante guatemalteco-

Descripción de la foto para personas con discapacidad visual: retrato de Velorio en su juventud. (Crédito de foto: Discogs)

Esta vocación surgió como una necesidad. En su momento, su familia cruzó por problemas económicos, por lo que Velorio tomó la decisión de dejar la escuela y recorrer, junto a su cajita de lustre de zapatos, toda la Zona 1, 2 y 3.

El inicio del mundo del espectáculo

Trabajó por algún tiempo, logrando mantenerse y ganarse varios centavos diarios. Curiosamente, el comediante recuerda que en aquel entonces las funerarias no existían. Los guatemaltecos solían acercarse a las carpinterías a pedir las cajas fúnebres con ciertas medidas —sencillas y hechas de pino—.

Recuerda que los mejores chistes los escuchó en esos momentos de tristeza. Situaciones donde las personas buscaban alivianar la tensión de la pérdida y superar el duelo.

Biografía de Rafael Hernández Velorio, comediante guatemalteco- (3)

Descripción de la foto para personas con discapacidad visual: Velorio de joven en una de sus presentaciones como poeta. (Crédito de foto: Blog de un gato chapín)

Por esos días, con 15 años, él se encontraba estudiando la primaria en una escuela nocturna. Lugar donde los maestros escuchaban sus chistes y solían regañarlo al ser contenido “malcriado”.

Sin embargo, los mismos profesores reconocieron que él tenía un talento artístico. De hecho, en vez de preocuparse por las clases, Velorio solía preocuparse por los actos: para el Día de la Madre, Día del Maestro, Día del Niño, etc.

Biografía de Rafael Hernández Velorio, comediante guatemalteco- (1)

Descripción de la foto para personas con discapacidad visual: Velorio junto a la compañía de actores de la época. (Crédito de foto: Blog de un gato chapín)

En su juventud se vio tan brillante que, con 18 años se volvió poeta. Leía y leía tantísima poesía, a tal punto que daba recitales. Así, los poemas que tanto le gustaban se los aprendía en una noche. Poco a poco, la identidad de “Velorio” se fue cultivando.

La llegada a la comedia guatemalteca

Su fuente de inspiración para ser parte del mundo artístico fue su hermano, Jorge Armando Hernández Salguero. Él fue su maestro y guía, por lo que comenzó a ir al teatro, a la radio y a trabajar disfrazado como payaso.

Ganó nombre en los teatros, pero lo suyo era la comedia. Por ello, realizó su primera presentación fue en Totonicapán, al lado de Alicia Azurdia. Se trató de una noche de éxito, en donde se le contrató para presentarse de pueblo en pueblo.

Biografía de Rafael Hernández Velorio, comediante guatemalteco- (2)

Descripción de la foto para personas con discapacidad visual: Velorio ya mayor, sonriendo al público con uno cartel gigante detrás suyo que dice “El Show de Velorio”. (Crédito de foto: Blog de un gato chapín)

En principio, comenzó como “actor de comedia” —muy distinto de los comediantes actuales—, siendo parte de su repertorio la imitación de personajes de la época. Llegó a tener un su propio nombre artístico “Rafael Hernández cómico e imitador de voces”.

¿Por qué el seudónimo “Velorio”?

Rafael se convirtió en un ícono de la comedia guatemalteca. Sin embargo, uno de sus proyectos más ambiciosos era la de crear un disco que imitara aquellas experiencias que vivió en los velorios —los rezos, los cantos, el murmullo y los chistes—.

Llegó a Estados Unidos con la idea de grabar dicho disco, siendo el primer paso la compra de una grabadora. Volvió a Guatemala, habló con otro de sus hermanos —César Hernández, un operador de radio—, y entró a un velorio de barrio real a grabar.

Regresó junto a su hermano a la radio. Él preparó la grabación, llevó a unas rezadoras, pasó el audio por una cinta, llevó actores, alumnos de la Universidad Popular para que hicieran el ambiente del velorio, logrando completar el proyecto.

Fue un impacto, titulándolo como “Belorio Chapín, 1973”. Se trató de un evento si precedentes, ya que se acostumbraba este hito únicamente a cantantes. De esa cuenta, se le aplicó el seudónimo “velorio”.

Velorio en la actualidad

«El día que no esté en esta Guatemala que tanto amo, que la gente me recuerde a través de los chistes». Hoy en día, Velorio se retiró de los escenarios y se dedica a disfrutar de su familia, los negocios familiares y seguir contando chistes.

Datos curiosos

  • Para él, la universidad de su vida siempre fue la calle. Lugar donde aprendió a observar a la gente y elegir el mejor camino.
  • Su nombre surgió como la combinación de los nombres de dos amigos de su padre.
  • El periódico que solía vender era El Imparcial. De hecho, el comediante recuerda que los repartía por la tarde, luego compraba unos chicles y los vendía a las cantinas. Esto representaba incluso el salario de un maestro: Q15.00 al mes.
  • Trabajó en el primer programa infantil que hubo en la televisión guatemalteca, llamado Tío Remus.
  • Además, trabajó como actor adulto en una de las piezas más importantes del teatro guatemalteco: La audiencia de los confines de Miguel Ángel Asturias.
  • En uno de los podcast de comedia mexicano llamado “La Cotorrisa” se mencionan los cassetes y discos de Velorio como grandes fuentes de comedia e inspiración para comediantes mexicanos.

Referencias

  • Universidad de San Carlos de Guatemala. USAC TV – Entrevista con Velorio. Consultado el 6 de enero de 2021, de https://bit.ly/3FXTUsK
Me gusta GUATEMALA.COM
Historia destacada