Leyenda guatemalteca de la visitante de los siete sagrarios de Héctor Gaitán | Aprende Guatemala.com

Leyenda guatemalteca de la visitante de los siete sagrarios de Héctor Gaitán

Por: Candy Grajeda | Actualizado el:
leyenda-guatemalteca-visitante-siete-sagrarios-hector-gaitan
Parroquia Rectoral Nuestra Señora de los Remedios, iglesia El Calvario. (Foto: Guatemala impresionante)

La visitante de los siete sagrarios es una leyenda guatemalteca que se cuenta cada Jueves Santo como parte de la tradiciones religiosas de ese día.

Como parte de la tradición oral guatemalteca, el cronista Héctor Gaitán publicó en su famosa obra La calle donde tu vives, la leyenda de la Visitante de los siete sagrarios que es una historia muy contada durante la época de Semana Santa.

leyenda-guatemalteca-visitante-siete-sagrarios-hector-gaitan-la-calle-donde-tu-vives

(Foto: Archive.org)

Leyenda de la Visitante de los siete sagrarios

Según cuenta el guatemalteco Héctor Gaitán, este relato se remonta a una época antigua en 1945, donde el tema económico no era tan complicado. La historia gira entorno a un taxista llamado Enrique que salió de un restaurante y miró su reloj muy fijamente, como midiendo el tiempo.

Don Enrique caminó hacia donde había dejado su auto, en un parqueo cercano al Cementerio General, en la Zona 3, de la Ciudad de Guatemala. Al pasar por el lugar este ya se encontraba cerrado y solo había un guardia de seguridad. El ambiente era solitario y oscuro.

leyenda-guatemalteca-visitante-siete-sagrarios-hector-gaitan-cementerio-general

(Foto FB: Richard Baldizón)

Al dar la vuelta del cementerio se vislumbraban unas luces que al parecer estaban del otro lado del barranco. Don Enrique caminó hasta donde estaba su vehículo pasando por la avenida del cementerio. Al llegar a su auto lo abrió y se sentó en el asiento del piloto.

No obstante, había dejado la puerta del carro entreabierta. Esto debido a que había calor y quería que le diera un poco de aire. Fue entonces, que el taxista decidió fumar un cigarro y mientras exhalaba el humo se quedó viendo fijamente sobre la tapicería del auto.

leyenda-guatemalteca-visitante-siete-sagrarios-hector-gaitan-taxista

(Foto ilustrativa: Esmefiro)

Casi como meditando, Enrique estaba haciendo tiempo porque era Jueves Santo. Esto era una oportunidad de trabajo, ya que las personas que hacían la tradicional visita de los siete sagrarios podrían requerir del servicio de taxi que él estaría dispuesto a brindar.

Con una leve mirada, don Enrique se dio cuenta que las calles estaban vacías y se dio cuenta que en comparación de otros años, no tenía mucha clientela. Por lo que optó esperar un poco más mientras fumaba otro cigarro y leía un periódico que había comprado por la tarde.

leyenda-guatemalteca-visitante-siete-sagrarios-hector-gaitan-cigarro

(Foto ilustrativa: carglass)

Terminó de leer el diario, lo puso en su guantera y vio nuevamente su reloj. Para todo esto ya eran las 9:30 de la noche, entonces optó que sería mejor retirarse. De repente vio la escultural silueta de una mujer que caminaba pegada al paredón del cementerio.

Ante esto, Enrique no dudo en abrir la puerta de su taxi para indicarle a la mujer que tenía servicio libre. La dama sonrió levemente como indicando que la espera no había sido en vano. El hombre salió de inmediato y la invitó a pasar a lo que la mujer entró al asiento trasero.

leyenda-guatemalteca-visitante-siete-sagrarios-cementerio

(Foto ilustrativa: Time Toast)

El hombre subió a su auto, cerró la puerta y arrancó el automotor, el cual tomó marcha sobre la avenida del cementerio con dirección al centro. Al preguntarle a la pasajera su destino, ella indicó que quería ir a los sagrarios, por lo que indicó cuál sería su recorrido.

Empezando por San Francisco, luego iría a El Calvario, continuando por las Beatas de Belén, posteriormente Capuchinas, bajarían a Santo Domingo, aprovechando pasarían por San José y finalizarían en La Merced. Pero la mujer comentó que si era posible incluir el sagrario de la catedral se lo agradecería.

leyenda-guatemalteca-visitante-siete-sagrarios-hector-gaitan-guatemala

Tomando en cuenta el itinerario, el taxista llegó a su primer parada. Tras cumplir prosiguieron por la ruta, la cual ya se encaminaba sobre las 11:00 p.m. Al concluir la jornada del viaje, don Enrique le preguntó a la dama dónde la dejaba y ella le dijo que en el cementerio.

Ya casi al llegar, la pasajera le indicó al taxista que la dejara cerca de la entrada del cementerio. Al estacionarse, la mujer se disculpó con una medalla de oro pues no llevaba dinero para pagar. Además, le dio un papel con una dirección indicando que ahí le pagarían el viaje.

leyenda-guatemalteca-visitante-siete-sagrarios

(Foto: Semana Santa en Guatemala)

Con estas indicaciones, el señor en efecto fue a dicha dirección. Ante el asombro de todos en esa casa por la historia del taxista una señora habló con él diciendo que le pagaría, pues la cadena la llevaba puesta su hija que había muerto 9 días antes.

Inclusive, la familia le mostró una foto de la difunta a don Enrique, quien no dudó en afirmar que era la pasajera que había visitado los siete sagrarios. Algunas personas allegadas a don Enrique contaban que el señor se volvió loco después de ese día.

leyenda-guatemalteca-visitante-siete-sagrarios-cadena

(foto ilustrativa: ML)

Referencia

  • (2018). La Cofradia GT. La Calle donde tu vives. La visitante de Sagrarios -Héctor Gaitán. Video de Youtube. Recuperado el 31 de marzo de 2020, de https://bit.ly/2QXnk2z
Me gusta GUATEMALA.COM
Historia destacada