Leyenda del Hombre que vendió su alma | Aprende Guatemala.com

Leyenda del Hombre que vendió su alma

| Por: Leslie
Leyenda de Guatemala el Hombre que vendió su alma
(Foto: Luciano Lema)

Conoce más sobre la leyenda del Hombre que vendió su alma, la cual relata sobre el por qué existen los frijoles negros, blancos, amarillo y rojos.

Leyenda

Un hombre bueno, pero infeliz decidió salir de apuros vendiendo su alma al diablo, así que decidió invocar a Kizín y cuando los tuvo delante le dijo lo que quería. A Kizín le agradó la idea de llevarse el alma de un hombre bueno.

A cambio de su alma el hombre pidió siete cosas una para cada día, para el primer día quiso dinero y en seguida se vio con los bolsillos llenos de oro.

Para el segundo quiso salud y la tuvo perfecta.

Para el tercero quiso comida y comió hasta reventar.

Para el cuarto quiso mujeres y lo rodearon las más hermosas.

Para el quinto quiso poder y vivió como un cacique.

Para el sexto quiso viajar y en un abrir y cerrar de ojos estuvo en mil lugares.

Leyenda de Guatemala el Hombre que vendió su alma

(Foto: mitosyleyendas.com)

Kizín le dijo entonces:

Ahora ¿qué quieres?, piensa en que es el último día, ahora solo quiero satisfacer un capricho, dímelo y te lo concederé.

Quiero que laves estos frijolitos negros que tengo, hasta que se vuelvan blancos. Eso es fácil dijo Kizín.

Y se puso a lavarlos, pero como no se blanqueaban, pensó: “este hombre me ha engañado y perdí un alma, para que esto no me vuelva a suceder, de hoy en adelante habrá frijoles negros, blancos, amarillos y rojos“.

Referencia

Me gusta GUATEMALA.COM