La leyenda garífuna de Bra Anansí, Guatemala | Aprende Guatemala.com

La leyenda garífuna de Bra Anansí, Guatemala

Por: Karin Aroche | Actualizado el:
Anansí, dios araña, foto - libro de fábulas de México ilustrado
(Foto: Libro de fábulas ilustradas de Anansí)

Conoce la leyenda garífuna de Bra Ansí es una tradición oral de Livingston, Izabal, contado de generación en generación por muchos años en Guatemala.

El departamento de Izabal, una tierra llena de bellos paisajes y riqueza cultural. Parte de sus tradiciones es transmitir y afianzar la identidad garífuna a través de las leyendas por medio de la narración oral. De esa forma nace Bra Anansí, la araña que enseña los caminos de la vida. 

Historia de la araña Bra Anansí

Las playas y el mar han sido abrazados por los rayos del sol. El pueblo, kilómetros alejados del puerto, se encontraban cascadas y agua dulce que alimentaba el ambiente, dándoles vida a muchísimos seres vivos. 

Recorrido desde África, Cuentos Afro Caribeños

(Foto: Cuentos Afro Caribeños)

El pueblo estaba rodeado de agua dulce por las cascadas y el agua salada del mar. Cuando llovía, las copas de los árboles protegían a los animales, seres cercanos a Dios. 

Livingston, Siete Altares, foto guateentodo

Livingston, Siete Altares. (Foto: @guateentodo)

Todos los animales vivían en armonía. Entre ellos estaban Bra Anansí, La araña; Bra Mono, Bra Lagarto y otros más. Cada uno cumplía una función en el mundo que Dios había creado. 

Playa Blanca, Livingstone, foto discovermust.gt

(Foto: @discovermust.gt)

Bra Lagarto era muy perezoso, le gustaba dormir. No aprendió a hacer ni una sola tarea y abre su gran boca para quejarse de las creaciones del mundo. 

Animales al rededor, foto secretos para contar

(Foto: Secretos para contar)

Mientras que Bra Mono era diferente. Su personalidad alegre, sus jugueteos y su curiosidad lo hacían observar las flores, las hojas y los frutos, todo a su alrededor. 

ra Ansí y los animales, libro ilustrado

(Foto: libro ilustrado Ruth Ángulo Cruz)

También estaba Bra Hormiga, un animal que trabaja sin descanso. Le gustaba el orden y vencía cada obstáculo en su camino como hojas o piedras. Además, era una gran constructora. 

Los cuentos de la araña - Foto Mitos y leyendas del mundo

(Foto: Mitos y leyendas del mundo)

Bra Tortuga era un animal muy resistente y disfrutaba trabajar, aunque era algo lento. Su fuerza le permitía mover piedras grandes y pesadas con la intención de ayudar a Bra Hormiga. 

Foto - American Heritage with Anansi

(Foto: American Heritage with Anansi)

A su lado estaba Bra Perro, un amigo fiel que le gustaba colaborar con todos. Su velocidad y buena actitud permitieron que Bra Hormiga y Tortuga iniciaron sus planes de construcción.  

Bra Ansí y los animales, libro ilustrado, Ruth Ángulo Cruz, humanos

(Foto: libro ilustrado, Ruth Ángulo Cruz)

Entre todos los Bras, estaba Anansí. Una araña trabajadora, que disfrutaba de su soledad elaborando telas para diversos usos. Algunas veces hacía tejidos para capturar conchas de mar, para cubrir cosas por la noche o para retener el agua. 

Anansí, el dios araña, foto libro de la fábula de anansí México

(Foto: libro de la fábula de Anansí México)

Un día, Dios creó al ser humano. Pero, el espíritu del mal, vestida como una serpiente, engañó al humano y logró que lo echaran del paraíso. 

Animales cerca, foto secretos para contar

(Foto: Secretos para contar)

Los humanos estaban muy tristes y no sabían qué hacer. Entonces, Dios les mandó una tarea a los animales: ayudar y apoyar a los humanos para valerse así mismos. 

Anansí, dios araña, e hijos foto - libro de fábulas de México ilustrado

(Foto: libro de fábulas de México ilustrado)

Algunos quisieron ayudar, pero otros no estaban muy de acuerdo. Sin embargo, Dios quería mucho a los humanos. Así que, arrojó una piedra para elegir el nuevo paraíso para los humanos. 

Foto - Yo amo Izabal

(Foto: Yo amo Izabal)

De esa manera, los hombres y las mujeres se asentaron cerca de la desembocadura de un río, llamando al lugar como La Buga, ahora conocida como Livingston

Livingston, Izabal, Guatemala, Foto @d_toroescobar

Livingston, Izabal (Foto: @d_toroescobar)

Una vez establecidos, los animales se acercaron a ellos poco a poco para enseñarles a valerse por sí solos. De Bra Mono nació la ciencia gracias a su gran curiosidad, de Bra Hormiga aprendieron el cuidado de los caminos y de Bra Tortuga a construir grandes casas. 

Anansí, dios araña, e hijos foto - libro de fábulas de México ilustrado, inglés

(Foto: libro de fábulas de México ilustrado)

Pero, el espíritu del mal sintió envidia. Todos los animales estaban ayudando a los humanos y de nada sirvió haberlos expulsado del paraíso. Así que decidió enseñarles a los humanos a hacer las cosas mal. 

Foto - Anansí la araña, American Heritage

(Foto: Anansí la araña, American Heritage)

El espíritu del mal notó que el único que no ayudaba era Bra Anansí. La araña, un poco reacia, se armó de valor y se acercó a los humanos. Les enseñó a tejer cestas para guardar su comida, a sacar el jugo de las frutas y la yuca, y elaborar redes para pescar. 

Anansí, ayudando a la población, Cuentos AfroCribeños

(Foto: Cuentos AfroCribeños)

Su trabajo y esfuerzo les permitió a los humanos labrar por su propio camino, por su pueblo y la naturaleza. Pero, el espíritu del mal lanzó rayos de luz contra los animales y los humanos que les impedían hablarse y entenderse. 

Anansí, el dios araña, foto libro de la fábula de anansí México, inglés

(Foto: libro de la fábula de anansí México, inglés)

Bra Ansí, temeroso, buscó un refugio y se escondió debajo de unas tablas. Hizo todo lo que pudo para protegerse, pero un rayo también lo alcanzó. 

Anansí, el dios araña, foto libro de la fábula de anansí y sus hijos

(Foto: foto libro de la fábula de Anansí y sus hijos)

Dios, con tal de proteger a sus criaturas, envió a San Isidro. Él capturó al espíritu del mal y lo expulsó de la tierra, pero era muy tarde. Los animales habían quedado incomunicados. En agradecimiento por sus enseñanzas, Dios les asignó a cada animal un alimento. 

Bra Ansí y los animales, libro ilustrado, Ruth Ángulo Cruz

(Foto: libro ilustrado, Ruth Ángulo Cruz)

Desde entonces, los humanos siguen las enseñanzas de los animales y, a veces, también  las del espíritu del mal.   

Referencias

Me gusta GUATEMALA.COM
Historia destacada