Juego infantil de manitas calientes de Guatemala | Aprende Guatemala.com
Nuestros padrinos
Coca-Cola MAX Claro

Juego infantil de manitas calientes de Guatemala

Por: Karin Aroche | Actualizado el:
Descripción de la foto para personas con discapacidad visual: niñas jugando en pareja manitas calientes. (Crédito de foto: juegoinfantil.com)

Las manitas calientes es un juego tradicional de la infancia de muchos guatemaltecos, ya que solía realizarse en los recreos en parejas o en grupos.

Manitas calientes o juego de manos es una forma de entretenimiento para niños y adultos. De hecho, el juego mide la fuerza y la velocidad de los participantes.

¿En qué consiste el juego de las manitas calientes?

Se sabe que durante los recreos los niños solían reunirse para jugar liga, chajalele o pasaban las tardes barranqueando cerca de las escuelas.

Por ello, las manitas calientes era una forma de jugar con dos personas o en grupos bastante grandes. De esa manera, se podía probar la velocidad y la atención que prestaban los jugadores.

Descripción de la foto para personas con discapacidad visual: manos de niño y manos de una mujer mayor en posición de manitas calientes. (Crédito de foto: juegos tradicionales)

Para jugar, se necesita de velocidad, resistencia y mucho ingenio para confundir al oponente.

¿Qué se necesita para jugar?

  1. De dos a más jugadores —de preferencia números pares o en términos de 5—.
  2. Disposición para tener las manos rojas durante y luego de jugar.

¿Cómo se juega?

  • Para jugar, es necesario que los contrincantes se coloquen uno frente al otro. En caso de que sea un grupo más grande, debe formarse un círculo para que puedan verse la cara.
  • Es necesario la mirada en los ojos. El juego impide que las parejas o los grupos se vean las manos para «predecir» el movimiento de la otra persona.
  • Unos colocaban las manos boca arriba, dando las palmas, mientras que los otros las posicionaban boca abajo por encima de las manos del otro jugador.
  • Separados por unos cuantos centímetros de distancia, se acercaban las manos para frotarlas y «calentarlas».
  • Cuando se sintiera la piel lo suficientemente caliente, el jugador con las palmas boca arriba hacía un movimiento rápido para golpear las manos de abajo.
  • La otra persona debe ser lo suficientemente ágil para quitarlas a tiempo o recibe el golpe del contrincante.

El juego no tiene más reglas, salvo que si el jugador recibía el golpe, la jugada se repetía indefinidamente hasta que este pudiera quitar las manos.

Al quitarlas, lograba pasar la jugada y él ser quien pudiera golpear las manos del jugador.

Datos curiosos

No se sabe cuándo comenzó a jugarse, pero derivado de esto se crearon otras versiones del juego que incluyen canciones, otros movimientos y mayor coordinación.

Descripción de la foto para personas con discapacidad visual: manos de personas a punto de jugar manitas calientes. (Crédito de foto: Juegos tradicionales Luu y Sofi)

Cabe mencionar que las canciones pueden ser rondas con un patrón de movimientos que van desde chocar las manos en diferentes posiciones hasta aumentar la velocidad.

Referencias

  • Samayoa, J. y Morales, G. Cómo jugábamos en Guate… Manitas calientes. Página 96. Consultado el 29 de marzo de 2021.
Me gusta GUATEMALA.COM
Historia destacada